You can read this post in Inglés Francés

VIENA (14 de marzo de 2016) — Más de 200 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo han emitido una declaración denunciando la falta de reconocimiento por parte de los gobiernos de las devastadoras consecuencias de las políticas punitivas de drogas en la preparación de la cumbre sobre el tema que Naciones Unidas  realizará el mes próximo.

EL DOCUMENTO FINAL DE LA UNGASS: ¿DIPLOMACIA O NEGACIÓN?

14 de marzo de 2016 — Nosotras, organizaciones de la sociedad civil que suscribimos esta declaración, representando a expertos en políticas sobre drogas y a comunidades afectadas en todo el mundo, expresamos nuestras serias inquietudes respecto a los preparativos y al borrador del documento final de para la Sesión Especial de la Asamblea General de las NN.UU. (UNGASS) sobre el “problema mundial de las drogas” en abril de 2016.

El Secretario General de las NN.UU., Ban Ki-moon, exhortó a que la UNGASS sea un “debate abierto y de gran envergadura, que considere todas las opciones disponibles”,1 y se prometió una discusión inclusiva, que tendría en cuenta las perspectivas de todos los actores involucrados, Estados miembros, agencias de las NN.UU., círculos académicos y la sociedad civil. La UNGASS es una oportunidad crucial para llevar a cabo una evaluación sincera de qué funciona y qué no en el campo de la fiscalización global de las drogas. Es una oportunidad para encontrar un nuevo consenso que aborde la realidad del fracaso y las consecuencias negativas de las políticas vigentes.

El proceso de la UNGASS no ha reconocido la falta de logros obtenidos durante los últimos 50 años por el sistema para el control de drogas; las sustancias sometidas a control internacional están más disponibles y son más asequibles que nunca. El proceso ha optado por ignorar el daño causado por los enfoques actuales: abusos sistémicos a los derechos humanos y continuación de la aplicación de la pena de muerte por delitos de drogas; intensificación de la transmisión del VIH y la hepatitis C; acceso intolerablemente inadecuado a drogas controladas para fines médicos; 187.000 muertes evitables relacionadas con drogas cada año; violencia, corrupción y asesinatos perpetuados por los mercados delictivos de drogas; estigmatización sistémica de personas que consumen drogas; destrucción de los medios de vida de agricultores de subsistencia debido a la erradicación forzada de cultivos; y miles de millones de dólares en fondos públicos desperdiciados en políticas de drogas que evidentemente no funcionan.

Dada la naturaleza problemática, no inclusiva y no transparente del proceso preparatorio, la UNGASS se encuentra ahora peligrosamente cercana a representar una grave falla estructural del sistema de las NN.UU. Al no abordar una crítica significativa, ni plantear ideas o formulaciones nuevas, el documento final de la UNGASS corre el riesgo de convertirse en una costosa reafirmación de acuerdos y convenciones previos. Ello representaría un grave fracaso para la Asamblea General, y una traición para los Estados miembros, las agencias de las NN.UU., la sociedad civil y el público que han exigido mucho más de este proceso.

Problemas con el proceso preparatorio de UNGASS

El proceso ha estado dominado por las fuerzas del statu quo en el aparato de las NN.UU. con sede en Viena para el control de las drogas. Los preparativos estuvieron a cargo de la Comisión de Estupefacientes (CND) y su Secretaría en la Oficina de las NN.UU. contra la Droga y el Delito (ONUDD) en Viena, en lugar de la propia Asamblea General de las NN.UU. en Nueva York. Estas instituciones en Viena han tratado activamente de excluir propuestas innovadoras y vanguardistas de los Estados miembros, de otras agencias de las NN.UU. y de la sociedad civil, perpetuando las mismas luchas de poder y la parálisis que han entorpecido el debate de control de drogas en Viena durante décadas.

Muchos Estados miembros del hemisferio sur, particularmente del Caribe y África, no cuentan con representantes permanentes en Viena y prácticamente no han podido participar en las negociaciones sobre el documento final. La Asamblea General alentó la participación de todos los Estados miembros en los preparativos de la UNGASS y requirió la “prestación de asistencia a los países menos adelantados” para este fin;2 pero no parece que se hayan dispuesto recursos presupuestales adicionales para lograrlo. A fin de asegurar un “proceso preparatorio (…) inclusivo y eficaz”,3 la Secretaría de la CND estableció un sitio web que incluye muchos aportes útiles.4 Empero, la Secretaría de la CND parece emplear el sitio web como un espacio en el cual almacena ideas disidentes, antes que promoverlo como un recurso para incorporar aportes a las negociaciones. Finalmente, las negociaciones han tenido lugar mayormente en reuniones informales de carácter cerrado, en lugar de ‘eventos entre períodos de sesiones’, excluyendo la participación de la sociedad civil y contribuyendo a la falta de transparencia.

Estos problemas se han visto exacerbados por la auto-impuesta dependencia del consenso para la toma de decisiones en Viena y la presión por parte de muchos Estados miembros para ultimar el documento final antes de que este llegue a la Asamblea General. Ello significa que un puñado de países vociferantes y reaccionarios pueden bloquear las formulaciones progresistas, mientras que en otros ámbitos del sistema de las NN.UU. (incluida la Asamblea General) se recurre a la votación sobre temas clave cuando ello se requiere. La noción de un consenso global sobre las drogas es insostenible: hoy en día, en algunos países las personas enfrentan la pena de muerte por la tenencia de drogas que en otros países están legalmente reguladas. El consenso puede ser valioso, pero donde existe una polarización, puede dar lugar a declaraciones que no captan las genuinas tensiones de políticas que ameritan una discusión y un debate honestos.

Problemas con el borrador del documento final de la UNGASS

Los Estados miembros acordaron producir “un documento breve, sustantivo, conciso y orientado a la adopción de medidas” que proponga “el modo de abordar los desafíos de larga data y los nuevos desafíos en la tarea de hacer frente al problema mundial de las drogas”.5 Sin embargo, actualmente el borrador del documento final se encuentra muy lejos de cumplir con esa aspiración:

  • Aunque el borrador actual se extiende a más de diez páginas y excede un centenar de párrafos, casi no incluye resultados o acciones operativos para abordar los innumerables retos, tensiones y contradicciones que existen en cuanto al control internacional de drogas. Hasta el momento, se han rechazado propuestas de que la UNGASS establezca al menos un grupo consultivo de expertos que emprenda un análisis crítico y elabore recomendaciones para modernizar el sistema con miras al año 2019.6
  • En lugar de considerar “todas las opciones”, el borrador simplemente reafirma el enfoque actual y resulta devastador en cuanto a su incapacidad para reconocer los daños antes señalados, causado por las políticas punitivas. Estos costos se han destacado en repetidas ocasiones en los informes presentados ante la UNGASS por parte de la sociedad civil, agencias de las NN.UU. y Estados miembros; ello no obstante, el borrador del documento sostiene la existencia de “avances tangibles y mensurables”, sin brindar justificación o explicación algunas sobre los avances a los cuales se refiere.
  • El borrador actual no constituye un reflejo equilibrado de las aportaciones y recomendaciones presentadas a la UNGASS por parte de las agencias de las NN.UU. Muchas de estas aportaciones instan explícitamente a la eliminación de la criminalización de quienes usan drogas, pero este punto ha sido excluido de los borradores del documento final que se están negociando en Viena, lo cual demuestra una falta de coherencia en el sistema de las NN.UU. Más aún, también se han omitido muchos aportes del Grupo de Trabajo de la Sociedad Civil, ONG, Estados miembros y grupos regionales, especialmente las exhortaciones a abolir la pena de muerte para delitos relacionados con drogas.
  • Pese al reconocimiento explícito del término “reducción de los daños” por parte de la Asamblea General incluso desde el año 2001,7 en el borrador del documento final no se admite la necesidad de contar con una respuesta de reducción de daños. Además, aún se encuentran en disputa referencias específicas a medidas eficaces y vitales como programas de agujas y jeringas, prevención de sobredosis y tratamiento de sustitución de opioides. Ello ocurre a pesar de que la Unión Europea y varios países en América Latina y África han invocado el explícito reconocimiento de la reducción de daños.
  • El borrador del documento final reafirma el llamamiento para lograr “una sociedad libre del uso indebido de drogas” para el año 2019, una meta planteada por la Declaración Política de 2009. De hecho, desde la UNGASS de 1998, reunida bajo el lema de “Un mundo sin drogas, ¡podemos lograrlo!”, el consumo de drogas se ha incrementado. Esta meta no es ambiciosa, sino más bien ilusoria y peligrosa, enmarcando y distorsionando las respuestas de políticas en su conjunto, priorizando la meta de eliminación de las drogas en desmedro de criterios de salud, bienestar, derechos humanos y reducción de daños relacionados con las drogas. Además, el borrador del documento final es totalmente incoherente con las prioridades identificadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados a nivel mundial, tales como la lucha contra la pobreza, el mejoramiento de la igualdad de género o la reducción de la violencia y la degradación ambiental.
  • El borrador está completamente desfasado respecto a las realidades en el terreno en muchos países, incluida la exitosa implementación de programas para la reducción de daños, una creciente tendencia a eliminar la criminalización del uso de drogas, la exploración de modelos de mercados regulados para el cannabis, el reconocimiento de los derechos de poblaciones indígenas, así como los usos sociales, espirituales y terapéuticos de plantas psicoactivas. La realidad es que, a nivel global, el obsoleto paradigma de fiscalización punitiva en cuanto a control de drogas está siendo cuestionado, reconsiderado y reformado.

Exhortamos a los Estados miembros –especialmente a los que han sido excluidos de las negociaciones que tienen lugar en Viena– a cuestionar el actual borrador del documento final de la UNGASS para garantizar que el debate sobre sus contenidos no se limite a Viena, y a preparar declaraciones que expresen su decepción y desacuerdo en la UNGASS en abril. Instamos a las agencias de las NN.UU., altos funcionarios de las NN.UU., académicos, sociedad civil y redes de comunidades afectadas a hacer otro tanto. La UNGASS es una oportunidad única para tomar una posición y demostrar liderazgo en cuanto a la reforma de las políticas de drogas, ya que simplemente no podemos continuar con el mismo enfoque fallido.

1 http://www.un.org/sg/statements/index.asp?nid=6935
2 In resolution A/RES/69/200 specifying the modalities for the UNGASS
3 See: CND resolution E/CN.7/2016/15
4 See: www.ungass2016.org
5 CND Resolution 58/8, ‘Special session of the General Assembly on the world drug problem to be held in
2016, http://www.unodc.org/documents/ungass2016//Background/CND_Resolution_58_8.pdf
6 See: https://www.tni.org/en/publication/ungass-2016-background-memo-on-the-proposal-to-establish-an-expert- advisory-group
7 See: http://www.un.org/ga/aids/docs/aress262.pdf

Esta declaración ha sido hecha en nombre de las siguientes organizaciones:

  1. 12D Network (Thailand)
  2. A New PATH (Parents for Addiction Treatment & Healing)
  3. Acción Semilla Bolivia
  4. Acción Técnica Social – ATS
  5. Addiction Research Center – Alternative Georgia
  6. African Law Foundation (AFRILAW)
  7. AIDS Alabama
  8. AIDS Fonds
  9. AIDS Foundation East/West
  10. AIDS-Fondet/The Danish AIDS Foundation
  11. Akei Drug Policy Program
  12. Alliance of Women to Advocate for Change (AWAC)
  13. Andean Information Network
  14. Asociación Costarricense para el Estudio e Intervención en Drogas (ACEID)
  15. Asociación de Estudios del Cannabis del Uruguay (AECU)
  16. Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis (AMECA)
  17. Associazione Antigone Onlus
  18. Associazione Insieme Onlus
  19. Associazione Luca Coscioni
  20. ATL Sida Hepatites (ATLSH – Tunisia)
  21. Australian Drug Foundation (ADF)
  22. Australian Drug Law Reform Foundation
  23. AutoSupport des Usagers de Drogues (ASUD)
  24. BrugerForeningen / The Danish Drug Users Union
  25. Brugernes Akademi
  26. Bulgarian Libertarian Society Foundation
  27. California Cannabis Ministry
  28. California NORML’s
  29. Canadian AIDS Society
  30. Canadian Drug Policy Coalition
  31. Canadian Harm Reduction Network
  32. Canadian HIV/AIDS Legal Network
  33. Canadian Positive People Network (CPPN)
  34. Canadian Students for Sensible Drug Policy (CSSDP)
  35. Cannabis Sans Frontières
  36. Center for Supporting Community Development Initiatives (Vietnam)
  37. Centro Cáritas de formación para la atención de las farmacoependencias y situaciones críticas asociadas AC (CAFAC)
  38. Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)
  39. CERiA, University of Malaya
  40. Česká psychedelická společnost – CZEPS
  41. CGIL nazionale
  42. Chanvre & Libertés – NORML France
  43. Choices, New York
  44. Citizens Opposing Prohibition
  45. Coalition for Medical Marijuana – New Jersey, Inc.
  46. Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas (CUPIHD)
  47. Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas, AC. (CUPIHD; AC)
  48. Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos
  49. CommonUnity Foundation (Australia)
  50. Community Intervention Network on Drugs
  51. Concile mondial de congrès diplomatiques des aumoniers pour la paix universelle des droits humains et juridiques (CMOCDAPUNDHJ)
  52. Conseil des Organisations de Litte Contre la Drogue
  53. Coordinamento Nazionale Comunità di Accoglienza (CNCA)
  54. Corporación Humanas, Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género, Chile.
  55. Correlation Network
  56. Cultura Joven A.C.
  57. Dejusticia (Colombia)
  58. Diogenis Association (Greece)
  59. DITSHWANELO – The Botswana Centre for Human Rights
  60. Doctors for Cannabis Regulation (DFCR)
  61. Drug Policy Advocacy Group (Myanmar)
  62. Drug Policy Alliance
  63. Drug Policy Forum of Texas
  64. društvo AREAL (Slovenia)
  65. Empire State NORML (New York)
  66. ERIE (Entheogenic Research, Integration, and Education)
  67. Espolea
  68. Estudiantes por una Política Sensata de Drogas (EPSD)
  69. Eurasian Harm Reduction Network (EHRN)
  70. European Coalition for Just and Effective Drug Policies (ENCOD)
  71. Families for Justice as Healing (US)
  72. Families for Sensible Drug Policy (FSDP)
  73. Family Law & Cannabis Alliance (FLCA)
  74. Fedito Bxl (Brussels Addiction Federation)
  75. Fields of Green for ALL NPC
  76. Fondation antonin Artaud pour une approche Alternative de l’Addiction et des Toxicomanies (FAAAT)
  77. Forum Droghe
  78. Gadejuristen / The Danish Street Lawyers
  79. Ganja Growers and Producers Association (GGPA) Jamaica
  80. Ganja Growers and Producers Association (GGPA) Jamaica
  81. GAT – Grupo Ativistas em Tratamentos
  82. Hands Off Cain
  83. Harm Reduction Australin
  84. Harm Reduction Coalition (HRC)
  85. Harm Reduction International
  86. Health Officers Council of BC (HOC)
  87. Health Poverty Action
  88. Hepatitis Education Project
  89. HIV and AIDS Support House (HASH)
  90. Housing Works
  91. Igarapé Institute
  92. India HIV/AIDS Alliance
  93. Iniciativa Negra por uma Nova Política sobre Drogas (INNPD)
  94. INPUD
  95. Institute for Policy Studies, Drug Policy Project
  96. Interagency Coalition on AIDS and Development (ICAD)
  97. Intercambios Asociación Civil
  98. Intercambios Puerto Rico
  99. International Center for Ethnobotanical Education, Research & Service (ICEERS)
  100. International Centre for Science in Drug Policy (ICSDP)
  101. International doctors for healthier drug policies (IDHDP)
  102. International Drug Policy Consortium (IDPC)
  103. International HIV/AIDS Alliance
  104. International HIV/AIDS Alliance (Myanmar)
  105. Isana center for information and substance abuse treatment (ICISAT)
  106. ITARDD, Rete italiana per la Riduzione del Danno
  107. Japan Advocacy Network for Drug Policy
  108. Juventas
  109. Khana
  110. Krytyka Polityczna
  111. L’ Isola di Arran
  112. Latinoamérica Reforma
  113. LBH Masyarakat (Indonesia)
  114. LEAP – Law Enforcement Against Prohibition
  115. Lega Italiana Lotta Aids (LILA)
  116. Legacoopsociali
  117. Maggie’s – Toronto Sex Workers Action Project
  118. Mainline
  119. Maison des Associations de Lutte contre le SIDA
  120. Malaysian WARDU
  121. MANARA
  122. MCUA of Australia Inc.
  123. México Unido contra la Delincuencia
  124. Michigan NORML
  125. Milestones Rehabilitation Foundation
  126. Moms United to End the War on Drugs
  127. Multidisciplinary Association for Psychedelic Studies (MAPS)
  128. National Alliance for Medication Assisted Recovery
  129. National Council for Incarcerated and Formerly Incarcerated Women and Girls
  130. National Users Network of Nepal (NUNN)
  131. Netherlands Drug Policy Foundation
  132. New Zealand Addiction Workforce Development | Matua Raki
  133. New Zealand Drug Foundation
  134. NoBox Transitions Foundation (Philippines)
  135. Nonviolent Radical Party
  136. November Coalition
  137. Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilicitos
  138. ONG Espace Confiance
  139. ONG/REVST
  140. PARCES ONG
  141. Pårørendenetværket Antistigma / Relative Network Antistigma
  142. PILS – Prévention Information Lutte contre le Sida
  143. Plataforma Brasileira de Política de Drogas (PBPD)
  144. Polish Drug Policy Network
  145. Presidenza onoraria del Gruppo Abele
  146. Proderechos
  147. Psychedelic Society of San Francisco
  148. Puente, Investigación y Enlace (PIE) Bolivia
  149. Queen West Central Toronto Community Health Centre
  150. Radicali Italiani
  151. Red Chilena de Reducción de Daños
  152. REDUC – Brazilian Harm Reduction and Human Rights Network
  153. Release
  154. Réseau Afrique Jeunesse de Guinée (RAJGUI)
  155. ReverdeSer Colectivo
  156. Rights Reporter Foundation
  157. Rumah Cemara (Indonesia)
  158. Scottish Drugs Forum
  159. Show-Me Cannabis
  160. Società della Ragione ONLUS
  161. SSDP UK
  162. St. Ann’s Corner of Harm Reduction
  163. St. Catherine Growers and Producers Association, Jamaica
  164. Stop AIDS Now!
  165. StoptheDrugWar.org
  166. Students for Sensible Drug Policy
  167. Students For Sensible Drug Policy – UWI, Mona
  168. The Beckley Foundation
  169. The Canadian Association of Nurses in HIV/AIDS Care (CANAC)
  170. The John Mordaunt Trust (United Kingdom)
  171. The Swan Project
  172. Transform Drug Policy Foundation
  173. Transnational Institute (TNI)
  174. Treatment Action Group (TAG)
  175. Uganda Harm Reduction Network (UHRN)
  176. UK Harm Reduction Alliance
  177. Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD)
  178. Veterans for Medical Cannabis Access
  179. Vietnam Civil Society Partnership Platform on AIDS
  180. Vietnam Network of People who Use Drugs
  181. Virginians Against Drug Violence
  182. West Africa Network for Peacebuilding in Guinea Bissau
  183. Witness to Mass Incarceration
  184. WOLA
  185. Women Harm Reduction International Network (WHRIN)
  186. World Hepatitis Alliance
  187. Youth Organisations for Drug Action
  188. Youth RISE
  189. Zimbabwe Civil Liberties and Drug Network Network